Belleza en Casa: exfoliar con azÚcar y limÓn

Exfoliar la piel es una parte muy importante de la rutina de belleza, ya que permite eliminar las células muertas e impurezas, logrando así una piel más luminosa y suave. La exfoliación debe realizarse semanal o quincenalmente, ya que si se realiza más seguido puedes secar demasiado la piel1. Si la realizas correctamente podrás ver que la exfoliación limpia, purifica y tonifica la piel, renueva las células, activa la micro circulación y regula la piel grasa.


La exfoliación se recomienda para el rostro y también para el resto del cuerpo, como las piernas, donde además ayuda a combatir la celulitis y evita que el vello se enquiste tras la depilación.


La aplicación correcta del exfoliante es utilizando directamente las manos, o una esponja. Para comenzar, se debe aplicar una cantidad moderada de producto sobre la piel húmeda, nunca sobre la piel seca, masajeando. Posteriormente, enjuaga y seca la piel con cuidado. Finaliza aplicando tu crema o tratamiento favorito.


Si bien en el mercado hay una gran cantidad de productos para exfoliar la piel, en nuestra cocina también están los ingredientes base de un excelente exfoliante: limón y azúcar.

 

1.- Mezcla en un bol jugo de limón y azúcar.

2.- Puedes agregar a la mezcla miel y sal de mar.

3.- Mezcla con una cuchara hasta lograr una pasta.

4.- ¡Listo! Tu exfoliante está listo para ser utilizado.