Drospirenona + etinilestradiol, una nueva generaciÓn de anticonceptivos

En los últimos 50 años ha habido una revolución en el control de la fertilidad que ha marcado un antes y un después en la vida de las mujeres, disminuyendo el estrés de un embarazo no deseado. Todo esto sucedió  gracias al ingreso de la píldora anticonceptiva. Al inicio, las dosis de hormonas eran muy altas (5 a 10 veces la dosis actual), muy eficaces en la prevención de embarazos, pero con muchos efectos no deseados. Por ello, se disminuyó la dosis de hormona (estrógeno) para evitar las molestias. Esto explica que aún algunas personas sienten temor de las pastillas anticonceptivas, debido a los efectos secundarios de las dosis elevadas de hormonas usadas en décadas anteriores.


Con el trascurso de los años se han reportado numerosos beneficios de las pastillas anticonceptivas, además de la prevención de embarazo, que mejoran la calidad de vida: disminución de osteoporosis, del acné y del síndrome premenstrual,  prevención del embarazo tubario y mayor regularidad menstrual, entre otros.


Drospirenona + etinilestradiol


En los últimos años se han creado distintas combinaciones hormonales de anticonceptivos en búsqueda de un tratamiento muy eficaz en la prevención de embarazos, pero con mínimos efectos secundarios. Es así como tenemos una gama de gestágenos que, si bien tienen buen efecto antiandrogénico, es decir, disminuyen el acné, la seborrea, etc., no tienen eficacia en la retención de líquido y es por ello que se ha visto un aumento de peso en las usuarias.


En el caso de la drospirenona, utilizada en conjunto con el estinilestradiol, en cambio, al ser la hormona sintética más parecida a la progesterona natural, tiene más beneficios asociados, como el efecto antiandrogénico, es decir, evita el acné y el hirsutismo (exceso de vellos) y además de ser antimineralocorticoide (disminuye la retención de líquido), lo que se refleja en que no hay aumento de peso por el uso de las pastillas anticonceptivas. También se han evaluado otros beneficios como la disminución del síndrome pre menstrual (cambios emocionales, tensión mamaria, hinchazón, etc.).


Si bien tenemos en la actualidad métodos de última generación, es importante enfatizar que no te automediques, ya que las pastillas anticonceptivas son un tratamiento que debe ser chequeado y analizado por profesionales y así ofrecer la mejor opción para tu salud.

 

Si tienes más consultas, escríbele a Natalia a través de

Consultas a la matrona