Anticonceptivos y control del peso

Una de las principales dudas al momento de elegir un método anticonceptivo son los efectos secundarios. Aumento del vello corporal, del peso, y disminución de la libido, son algunos de los efectos descritos que generan dudas en muchas mujeres. Es por esto que la elección de un método anticonceptivo debe realizarse considerando todas las necesidades de su usuaria.

 

Pero, ¿por qué se produce el alza del peso? Principalmente por la retención de líquidos y por las hormonas contenidas en los anticonceptivos, que estimulan determinadas sustancias en el riñón que hacen que el cuerpo almacene agua en las células grasas de todo el cuerpo. Hay estudios con tipos de anticonceptivos inyectables, en los que sus usuarias aumentaron hasta 2.5 kilos en el primer año de uso, mientras que algunas usuarias de píldoras anticonceptivas registraron en promedio un alza de 4.5 kilos en el primer año1. Afortunadamente, hoy hay nuevas alternativas.

 

La revolución de las nuevas píldoras

 

Gracias al uso del etinilestradiol + drospirenona estos problemas son parte del pasado, ya que se han registrado excelentes resultados con respecto al manejo del peso y la retención de líquidos. Las mujeres que utilizan píldoras con esta composición no solo mantienen su peso, sino que los últimos estudios han registrado incluso leves bajas. Si bien esto es una buena noticia, las píldoras anticonceptivas no deben considerarse como un método para controlar o bajar de peso.
 
Por otro lado, se estableció que la combinación de etinilestradiol + drospirenona evita la retención de líquidos, y evita también la sensación de hinchazón, tensión mamaria y abdominal2. Esto significa que contamos con un método seguro y eficaz que, además, nos permite mantener controlados los aspectos que más nos importan, entregando bienestar y una importante sensación de confort.

 

------------------------------------------

1Disponible en ehowenespanol.com

2Disponible en edicionesespeciales.elmercurio.com