Anticonceptivos orales

Las píldoras anticonceptivas orales (AOS) están compuestas por hormonas. Éstas son productos químicos similares a las que nosotros mismos creamos y controlan la manera en que funcionan las diferentes partes de nuestro cuerpo.

 

Algunas píldoras anticonceptivas se las denomina píldoras combinadas ya que contienen dos hormonas: estrógeno y progestina, mientras que otras píldoras sólo contienen progestina. La mayoría de las mujeres que adoptan este método anticonceptivo toman píldoras combinadas.

 

Hay muchos tipos de anticonceptivos orales disponibles, cada uno adaptado a necesidades específicas de la mujer, por lo que antes de comenzar a tomarla, te recomendamos consultar con tu médico el tipo que se adapte más a tu perfil.

 

En general, según una guía publicada por la Organización Mundial de la Salud1, tres de cada mil mujeres que toma la píldora de manera correcta puede llegar a embarazarse, por lo tanto, es un método eficaz para evitar el embarazo. El mayor riesgo de embarazo se registra al comenzar una nueva caja de píldoras con un retraso de tres o más días, o cuando se omite tres o más píldoras cerca del inicio o del final de una nueva caja. Por lo tanto, la recomendación es tomar una píldora cada día en forma regular y comenzar la caja cuando corresponde.

 

Las ventajas de un anticonceptivo oral

 

Si bien cada mujer debe utilizar el método conceptivo que mejor se ajuste a sus requerimientos y estilo de vida, las píldoras anticonceptivas combinadas (etinilestradiol + drospirenona) tienen una serie de beneficios a considerar2:

 

------------------------------------------

1 Disponible en www.minsal.cl, www.plannedparenthood.org, www.bedsider.org

2 Disponible en www.bago.com